España participa en la IV Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

Portada/Discursos, España en la ONU/España participa en la IV Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

España participa en la IV Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

Nueva York, Miércoles 7 de Septiembre de 2011

España participa en la IV Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad
Discurso de la secretaria general de Política Social y Consumo, Isabel Martínez Lozano, en la IV Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que se celebra en Nueva York del 7 al 9 de septiembre.

Señoras y señores:

España está dando los últimos pasos necesarios para completar la adopción de la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad en todo nuestro sistema legal, y para darle así pleno contenido.

Nuestro gobierno adoptó desde el principio de su andadura el firme compromiso de garantizar la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, y de acometer la promoción y la materialización efectiva de los derechos humanos, desterrando cualquier atisbo de discriminación, exclusión y marginación que aún pudieran perdurar en nuestra sociedad y en su ordenamiento jurídico. Si en algo se ha caracterizado el gobierno de España en estos últimos ha sido por ser un gobierno de promoción de la igualdad, de promoción y de garantía de efectividad de los derechos sociales.

Desde nuestra constitución del año 1978, la sociedad española ha madurado y asumido plenamente la necesidad de garantizar, en todos los ámbitos la equiparación de los derechos y oportunidades de las personas con discapacidad. Nuestras administraciones públicas han actuado en consonancia, plasmando a través de sus normativas ese conjunto de garantías que hacen que las personas con discapacidad sean sujetos titulares de derechos efectivos, y no meros objetos de tratamiento y protección social.

Con ese propósito, España ratificó la Convención de las Naciones Unidas y su Protocolo Facultativo en Mayo de 2008, y ha venido cumpliendo sus compromisos de forma puntual y sistemática. Desde entonces y en todo momento hemos contado con la colaboración, la supervisión y la crítica de las organizaciones representativas de las personas con discapacidad, a las que consideramos partícipes de los avances que hemos ido realizando. Así mi país presentó en 2010 ante la ONU el informe sobre el grado de cumplimiento de las medidas señaladas en los textos suscritos.

Actualmente, seguimos trabajando para reforzar los derechos de las personas con discapacidad a través de la cooperación internacional, y potenciando la participación de este sector de la ciudadanía en la vida pública. Hemos realizado significativas actuaciones que mejoran la participación de las personas con discapacidad en el empleo, en la Administración y en los procesos políticos. Así, por ejemplo, hemos introducido sustanciales mejoras en la normativa que regula la accesibilidad a los colegios electorales, y en las adaptaciones y ayudas necesarias para que las personas con discapacidad puedan ejercer el voto autónomamente y formar parte de las mesas electorales.

Por último, el pasado agosto, y a fin de completar la adaptación de la normativa española a la Convención, España ha promulgado una Ley mediante la que se modifican 19 leyes previas para adaptarlas plenamente, en su terminología, alcance y efectividad a lo recogido en la Convención. Para asegurar su cumplimiento, la nueva norma incorpora un Régimen de infracciones y sanciones aplicables a las materias de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad. Entre otras cosas porque sabemos por experiencia que lo que no se sanciona no se cumple.

Llega ahora el momento de someternos a examen por parte de las Naciones Unidas, cosa que haremos este mismo mes de septiembre en Ginebra ante el Comité de los derechos de las personas con discapacidad, para que este foro determine el nivel de acierto que hemos tenido al materializar los compromisos que adquirimos como nación cuando incorporamos la Convención a nuestro ordenamiento jurídico.

Tenemos confianza en que seremos capaces de superar las deficiencias o puntos débiles que aún subsistan, de consolidar el camino andado y de ampliar los avances realizados, aspirando a un horizonte de plena integración, de plena participación y de absoluta igualdad en el disfrute de derechos por parte de las personas con discapacidad.

Voy terminando, y quiero recordar que para el Gobierno de España la defensa de los intereses de las personas con discapacidad seguirá siendo una de nuestras prioridades en la agenda. Porque ha pesar de que la economía y la crisis está dominando nuestra agenda política en estos momentos, no podemos dejar a un lado la política, ni el verdadero sentido de nuestras democracias. Entendemos que una sociedad, para ser justa, tiene que ser en primer lugar decente. Y combatir prácticas colectivas que comportan formas intolerables de discriminación es un presupuesto obligado de la igualdad y de toda democracia.

Compartimos esa vieja idea liberal de que la libertad, la democracia, el progreso, deben conquistarse y profundizarse cada día. La democracia hay que ganarla, hay que construirla, es un proyecto de sentido, un proyecto de valores, y sólo merece su nombre si a ella se incorporan igualmente todos los ciudadanos como seres autónomos con plenos derechos.

En encuentros como este vamos llenando de contenido esa esperanza. Y vamos trazando la hoja de ruta de ese horizonte que no nos puede faltar, ese horizonte de valores que orienta el camino de nuestra sociedad y que debe ser el eje de la acción política y el compromiso cívico.

La libertad y la igualdad, los derechos humanos, y hay que llenarlos de contenido. Hay que materializarlos para que sean vividos como algo concreto cada día, para que sean realmente efectivos en mejorar la vida de las personas.

Celebro todas las iniciativas que hacen de nuestras sociedades sociedades más cohesionadas y más avanzadas.

Muchas gracias.

 

2017-01-07T16:43:42+00:00 07/09/2011|Categories: Discursos, España en la ONU|