España participa en el debate abierto sobre los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad

Portada/Discursos, España en la ONU/España participa en el debate abierto sobre los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad

España participa en el debate abierto sobre los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad

Nueva York, Miércoles 30 de Noviembre de 2011

Intervención del Representante Permanente Adjunto de España ante Naciones Unidas, el Embajador Román Oyarzún en el debate abierto del Consejo de Seguridad en relación con el tema del programa titulado “Aplicación de la nota del Presidente del Consejo de Seguridad”

Señor Presidente,

Antes de entrar en materia, es decir, de examinar el grado de aplicación de la Nota Presidencial 2010/507 del 26 de julio sobre los métodos de trabajo del Consejo, quisiera hacer un triple agradecimiento. Me parece que es necesario y también de justicia.

En primer lugar, agradecemos a Portugal por haber tomado la iniciativa de organizar un nuevo debate abierto sobre los métodos de trabajo del Consejo. Agradecemos que se nos permita pronunciarnos sobre un tema de gran importancia para todos nosotros.

Nuestro agradecimiento se extiende a Bélgica y Japón, que también aprovecharon sus respectivas presidencias del Consejo para organizar debates abiertos sobre este tema en agosto de 2008 y abril de 2010.

Somos plenamente conscientes de las dificultades. Sabemos que organizar debates abiertos sobre este tema no es fácil y que hay que vencer algunas resistencias. Pero merece la pena. Los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad tal vez no sean el tema que mayor interés despierte actualmente en la agenda internacional, pero nadie podrá negar que sean un tema de permanente actualidad para todos nosotros en nuestro quehacer diario en Naciones Unidas.

En segundo lugar, nuestro agradecimiento se dirige al “Grupo de trabajo informal del Consejo sobre documentación y otras cuestiones de procedimiento”, y muy especialmente a los cuatro países que lo han presidido desde 2006 (Japón, hasta en tres ocasiones, Eslovaquia, Panamá, y Bosnia y Herzegovina). A su excelente labor debemos el hito que supuso la Nota Presidencial 2006/507 y, más recientemente, la Nota Presidencial 2010/507 que la actualizó. A Japón, además, debemos la última actualización del “Manual sobre los métodos de trabajo del Consejo”, efectuada en diciembre de 2010.

En tercer lugar, debemos reconocer el importante papel jugado en este tema por el grupo “Small-5”, integrado por Costa Rica, Jordania, Liechtenstein, Singapur y Suiza. Primero, con la presentación de un proyecto de resolución en marzo de 2006 que incluía una lista con medidas cuya aplicación se sometía a la consideración del Consejo. Y más recientemente, con la presentación en marzo de un borrador con medidas adicionales, que fue revisado en junio. Su constante contribución a este tema es sencillamente extraordinaria.

Señor Presidente,

los miembros del Consejo se comprometieron a aplicar las medidas contenidas en la Nota 2010/507.

Algunas medidas se están aplicando bien. Es el caso, por ejemplo, de las medidas sobre el programa de trabajo mensual del Consejo, como la publicación del pronóstico preliminar, los briefings de la Presidencia entrante y las actualizaciones periódicas del programa de trabajo.

Otras medidas podrían aplicarse mejor y de manera más consistente. Por ejemplo, las contenidas en los párrafos 28 (reuniones abiertas), 44 (borradores de resoluciones y de declaraciones presidenciales o a la prensa), 59 in fine (diálogos informales o interactivos) y 65 (fórmula Arria) de la Nota.

Coincidimos con el S-5 en que la Nota 2010/507 se debería seguir actualizando y ampliando con medidas adicionales. Su reciente borrador de resolución sobre métodos de trabajo, que nos fue remitido por su carta del 25 de marzo, contiene una lista con medidas que puede servirnos de guía.

Quisiera expresar nuestro apoyo a algunas de ellas. En concreto, a las tres siguientes:

-los briefings de la Presidencia saliente sobre la ejecución de su programa de trabajo;

-el establecimiento de un “grupo de trabajo sobre lecciones aprendidas”, encargado de analizar el grado de cumplimiento de las resoluciones y de proponer mecanismos para mejorarlo;

-y la inclusión de una sección específica sobre la aplicación de los métodos de trabajo en el informe anual del Consejo a la Asamblea.

Por nuestra parte, quisiéramos añadir una medida adicional que no figura en la lista del S-5.

Consideramos conveniente que se dé información actualizada sobre la composición de los diferentes grupos de redacción encargados de preparar los primeros borradores de las resoluciones, y que dichos borradores se distribuyan antes de que sean discutidos por todos los miembros del Consejo en consultas oficiosas.

Señor Presidente,

Es un hecho que en la Nota 2010/507 no figuran medidas específicas sobre el veto. Sí figuran, en cambio, en la lista del S-5. Mi delegación es favorable a que dichas medidas se incluyan en futuras actualizaciones de la Nota.

No vemos inconveniente en que los miembros permanentes del Consejo puedan comprometerse a aplicarlas, sobre todo aquellas que cuentan con el apoyo de la inmensa mayoría de los Estados miembros. Por ejemplo, las dos siguientes, dirigidas a limitar el uso del veto. Por un lado, la explicación de las razones por las que se usa, equivalente a la explicación del voto. Y por el otro, la abstención de su uso en los casos de genocidio, limpieza étnica, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. No sería una obligación de resultado, pero sí, al menos, una obligación de comportamiento.

En conclusión, señor Presidente, creemos que se debe continuar con la actual vía abierta en el Consejo para reformar sus métodos de trabajo.

Somos partidarios de que los debates abiertos se celebren periódicamente, por ejemplo, cada dos años.

También estamos a favor de que la Nota Presidencial 507 se actualice periódicamente, por ejemplo, cada cuatro años.

Confiamos en que los miembros del Consejo, permanentes y no permanentes, se comprometan a considerar, y eventualmente a aplicar, nuevas medidas prácticas al término del debate de hoy.

Por lo demás, creemos que es nuestra obligación, la de todos los Estados miembros, contribuir a mejorar los métodos de trabajo del Consejo, para hacerlo más transparente e inclusivo, y también más eficiente y eficaz.

Muchas gracias, señor Presidente.

2017-01-07T16:43:40+00:00 30/11/2011|Categories: Discursos, España en la ONU|