El embajador Fernando Arias participa en la Asamblea General en el tercer examen de la estrategia global contra el terrorismo

Portada/Discursos, España en la ONU/El embajador Fernando Arias participa en la Asamblea General en el tercer examen de la estrategia global contra el terrorismo

El embajador Fernando Arias participa en la Asamblea General en el tercer examen de la estrategia global contra el terrorismo

Intervención del Embajador Representante Permanente de España Excelentísimo Sr. D. Fernando Arias en el “Tercer examen de la estrategia global de Naciones Unidas contra el Terrorismo”.

Señor Presidente,

Permítame que me sume a las expresiones de agradecimiento por la organización de esta reunión para el tercer examen bienal de la aplicación de la Estrategia Global de Naciones Unidas contra el Terrorismo y su Plan de Acción, de 2006.

Suscribo plenamente la declaración efectuada (o que efectuará) por el Jefe de la Delegación de la Unión Europea.

Quisiera expresar el reconocimiento de España por la labor desarrollada por el Representante Permanente de Canadá, Embajador Rishchynski, y sus colaboradores, quienes han facilitado la preparación del proyecto de resolución que se somete a esta Asamblea.

Hace ahora seis años, la Asamblea dio un paso histórico al adoptar por consenso la Estrategia Global de Naciones Unidas contra el terrorismo, en cuya gestación España desempeñó un papel destacado, y es ahora responsabilidad de todos continuar impulsando su efectiva aplicación.

España considera imprescindible la adopción de “medidas para hacer frente a las condiciones que conducen a la propagación del terrorismo”, como destaca el capítulo I del Plan de Acción de la Estrategia.

Sobre este punto, una de las líneas de actuación prioritarias de España, en el ámbito de la lucha contra el terrorismo, es la promoción de la solidaridad internacional en apoyo de las víctimas del terrorismo.

España considera que las víctimas han de desempeñar un papel central en cualquier estrategia de lucha contra el terrorismo. Por ello hemos desarrollado un sistema de atención, ayuda, asistencia y reparación a las víctimas que me atrevo a calificar como uno de los más completos que existen en el mundo. Aprovecho esta ocasión para modestamente ofrecer nuestra experiencia en este campo a todos los Estados que deseen poner en práctica medidas similares en apoyo a las víctimas del terrorismo.

España agradeció y apoyó la organización, por el Equipo Especial de la Secretaría, del Simposio internacional sobre victimas de terrorismo, que tuvo lugar en esta sede en 2008, convocado por el Secretario General. Deseamos que un encuentro similar se repita en un futuro muy próximo y, en este sentido, exhortamos al Secretario General y al Equipo Especial de la Secretaría para que den los pasos necesarios que lo hagan posible.

España reconoce los avances logrados en la resolución, que hoy aprobamos, en materia de víctimas de terrorismo, ya que recoge la necesidad de promover la solidaridad internacional y proteger los derechos de las víctimas del terrorismo.

En este punto, quisiera destacar nuestro apoyo al deseo del Relator Especial para la promoción y protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, de instar un futuro instrumento internacional específico sobre dichos derechos y obligaciones, en el marco de las Naciones Unidas.

Señor Presidente,

En relación con las “medidas para prevenir y combatir el terrorismo”, quisiera destacar el hecho de que España haya ratificado los 18 Convenios y Protocolos de Naciones Unidas que constituyen el marco normativo internacional de las medidas de lucha contra el terrorismo. España continuará trabajando en favor de la consolidación y desarrollo de dicho marco, que debería conducir a la próxima conclusión de un Convenio global de Naciones Unidas contra el terrorismo.

En este punto, y en concreto en materia de cuestiones de seguridad, también quisiera referirme a la importancia del desarrollo de las relaciones entre los ámbitos público y privado. Las cuestiones de seguridad exigen la creación de unas relaciones de asociación público-privadas que permitan respuestas prácticas en la lucha contra el terrorismo en ámbitos como la investigación, bases de datos e intercambio de información, gestión de fronteras y aeropuertos, aviación civil, protección de infraestructuras críticas, ciberterrorismo, eventos de masas, y protección del turismo, entre otros.

Otro aspecto sobre el que la comunidad internacional debería redoblar esfuerzos es el de mejorar las prácticas de prevención en todos los sectores de interés, con especial incidencia en el ámbito académico y escolar. Es importante trabajar con la juventud, como sector especialmente vulnerable, y prestar atención a los sujetos sociales que pueden ser objeto de la intolerancia, del extremismo y del radicalismo. La cooperación internacional, a nivel regional y subregional, es un elemento imprescindible en este ámbito.

Respecto de las “medidas para aumentar la capacidad de los Estados para prevenir y combatir el terrorismo y fortalecer el papel del sistema de Naciones Unidas a este respecto”, España ha realizado contribuciones sostenidas al Equipo Especial de la Secretaría para la aplicación de la Estrategia.

Asimismo, España también presta apoyo a la labor de asistencia técnica que llevan a cabo el Directorio Ejecutivo del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, y a otros organismos e instituciones tanto regionales como sectoriales.

En este ámbito quisiera destacar, por varios motivos, la importancia del desarrollo de estrategias nacionales, regionales y subregionales de lucha contra el terrorismo. En primer lugar, por la complicada situación que se vive en algunas zonas del mundo (como el Sahel), que exige un refuerzo de dichas estrategias; en segundo lugar porque se trata de una de las prioridades del nuevo Centro de NNUU de Lucha contra el Terrorismo; y en tercer lugar por los esfuerzos ya realizados en ese área por el Equipo Especial para coordinar las estrategias de distintos países en la aplicación de la iniciativa integrada I-ACT, que ya están dando sus frutos.

Finalmente, a fin de desarrollar el capítulo de la Estrategia Global relativo a las “medidas para asegurar el respeto de los derechos humanos y el imperio de la ley como base fundamental de la lucha contra el terrorismo”, España ha promovido un enfoque en que en todo momento prima la legalidad internacional, el respeto por los derechos humanos y los instrumentos propios del Estado de Derecho. España parte de la firme convicción de que el respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho debe constituir el fundamento y límite de toda acción del Estado y de la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo y, por ello, deberían facilitarse al máximo los intercambios de buenas prácticas entre los Estados, y la colaboración entre los distintos países para fortalecer la formación de policías, jueces y fiscales.

Señor Presidente,

No quisiera finalizar sin referirme a la propuesta del SG de creación de un coordinador único de Naciones Unidas para la lucha contra el terrorismo. España apoya firmemente dicha propuesta y espera que, en un breve periodo de tiempo, se lleve a cabo la restructuración que sea necesaria dentro del sistema para permitir su creación.

España apuesta firmemente por el multilateralismo activo en la lucha contra el terrorismo, y considera que la aplicación de la Estrategia Global de Naciones Unidas constituye un valioso instrumento frente a la amenaza global que supone el terrorismo. Para lograr el objetivo de derrotar al terrorismo, será necesario contar con el firme compromiso y la colaboración de todos, y la plena aplicación de la Estrategia Global, que es una vía esencial para ello.

Muchas gracias, señor Presidente.

2012-06-28T12:00:58+00:00 28/06/2012|Categories: Discursos, España en la ONU|Tags: |