El representante español, el diplomático Javier Sanabria, subrayó el caracter prioritario e inamovible del apoyo de España a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), que va más allá de las aportaciones financieras, por importantes que éstas sean. España también ha contribuido a orientar las actuaciones de la Agencia como herramienta principal para hacer efectiva la solidaridad con los refugiados palestinos.

Señor Presidente,

España quiere reiterar la importancia que en su acción exterior concede al logro de una paz justa y duradera que ponga fin al largo y doloroso conflicto israelo-palestino. Las negociaciones en curso deben conducir a una solución definitiva, incluidos todos los aspectos relativos al estatuto final. El reto es ingente y de una gran complejidad, pero las partes saben que resulta imperativo apurar todos los esfuerzos para no frustrar esta oportunidad, probablemente irrepetible. En ese empeño cuentan con el respaldo pleno y decidido del conjunto de la comunidad internacional y, desde luego, de España.

El compromiso de España con la Agencia de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos en Oriente Próximo viene de lejos y es firme. Somos conscientes de que la labor de la Agencia es vital para millones de personas que esperan y merecen un futuro mejor.

Permítame en este punto, Señor Presidente, expresar en nombre de España nuestro reconocimiento al Comisario General Filippo Grandi quien está cerca de completar su mandato al frente de la Agencia. El Sr. Grandi, bien secundado por su equipo aquí representado por la Vicecomisaria, Sra. Ellis, y el Director de la Oficina en Nueva York, ha realizado una labor encomiable en unas circunstancias de creciente dificultad como consecuencia del conflicto que asola Siria. Este reconocimiento quiero hacerlo extensivo a todo el personal de UNRWA que trabaja en condiciones extremas con una abnegación y espíritu de sacrificio admirables. Quede también constancia de nuestro testimonio de homenaje  a los miembros de la Agencia que han perdido su vida en acto de servicio, a cuyos familiares transmitimos nuestras condolencias. Damos también la bienvenida al Sr. Krähenbühl por su nombramiento como futuro Comisario General. Puede contar con la colaboración de España en su importante cometido.

El apoyo de España a UNRWA tiene un carácter prioritario inamovible. Ese carácter no se ha visto alterado por una situación económica ardua que estamos trabajando por superar. Pese a esa realidad adversa, la Cooperación Española sigue teniendo una sensibilidad especial hacia UNRWA.

Sin mencionar la cuota parte que a España corresponde en las contribuciones de la Unión Europea, en 2012 el conjunto de la aportación de la cooperación nacional española a UNRWA ascendió a 7,2 millones USD. Pendientes de completar la cuantificación del año en curso, confiamos en que 2013 se cierre con una cifra aproximada.

A fecha de hoy no nos es posible anunciar un compromiso financiero para 2014. Ello no obstante, y teniendo en cuenta que la ayuda a los refugiados palestinos se mantendrá como un eje prioritario de la Cooperación Española, sí estamos en condiciones de asegurar que el nivel de contribuciones de los dos últimos ejercicios puede considerarse un objetivo de referencia mínimo, siempre y cuando, como esperamos, la coyuntura económica lo permita.

La cercanía de España a los refugiados palestinos y nuestro compromiso con UNRWA va más allá de las aportaciones financieras, por importantes que éstas sean. Mi país desempeña un papel activo en el Comité Asesor de la Agencia, que vicepresidió de julio de 2011 a junio de 2012 y presidió de julio de 2012 a junio de 2013 en la persona del Embajador Ansoain. Desde esas funciones hemos querido contribuir a orientar las actuaciones de la Agencia como principal herramienta para hacer efectiva la solidaridad con los refugiados palestinos. Lo hemos hecho desde el convencimiento de que UNRWA tiene margen para llevar a cabo reformas estructurales y de sistemas de gestión que redundarán en beneficio de la eficacia de su labor. También abogamos por un enfoque de género en la estrategia de trabajo como apuesta de futuro. Aplaudimos, en fin, los esfuerzos dirigidos a ampliar la base de los donantes y nos felicitamos por que han empezado a dar los frutos apetecidos.

Termino, Señor Presidente.

El motor que mueve la aproximación de España a los problemas de los refugiados palestinos es la solidaridad. Compartimos su aspiración legítima a una vida mejor. Entendemos como una obligación moral participar en los esfuerzos de la comunidad internacional para que puedan vivir en condiciones dignas y afrontar el porvenir con esperanza. Con ese propósito reafirmamos hoy, de nuevo, nuestro compromiso de colaboración con la Agencia de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas.