Puede descargar el discurso en pdf (español e inglés)

IMG_1194  DSC02222

“Sr. Presidente, Mi delegación desea, en primer lugar, agradecer al Secretario General por su exposición sobre el estado actual y las nuevas tendencias de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Igualmente deseamos agradecer a la Presidencia rusa su iniciativa al convocar este debate y por la relevancia que le ha otorgado en su programa de trabajo.  Con ello recuerda y subraya su carácter de instrumento crucial en el logro de la paz y la seguridad internacionales, valoración que es plenamente compartida por España. España se asocia plenamente a la intervención realizada por la Delegación de la Unión Europea y desea hacer las siguientes aportaciones a título nacional. España reitera su compromiso con el multilateralismo y el Sistema de Naciones Unidas, que ha ido evolucionando progresivamente para gestionar, cada vez más eficazmente, las crisis de creciente complejidad que amenazan la paz y la seguridad internacionales, desde la prevención hasta la reconstrucción post-conflicto. Las Operaciones de Mantenimiento de la Paz son pieza clave en esta estrategia integral a favor de la seguridad internacional, que continúa adaptándose como herramienta crucial que ha de ser capaz de responder, con eficacia y flexibilidad, a los retos derivados de la nueva tipología de conflictos en entornos difíciles y cambiantes. Valoramos el carácter multidimensional de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz como fórmula para asentar una paz sostenible. Dotadas de mandatos claros y factibles así como de recursos suficientes, han de permitirnos, acompañadas por el esfuerzo político internacional, responder a los retos de seguridad y a las necesidades de los países anfitriones y la población civil. Deberemos seguir trabajando de forma conjunta para garantizar el cumplimiento de los mandatos de forma aún más eficaz. Sr. Presidente, España ve con satisfacción la creciente atención que se viene prestando al papel de las organizaciones regionales y subregionales en el mantenimiento de la paz. Apoyamos decididamente todos los esfuerzos dirigidos a continuar reforzando esta colaboración en el convencimiento de que la misma contribuye a dotar de eficacia y coherencia a las acciones desarrolladas, evitando duplicidades y aprovechando la complementariedad de los esfuerzos. En ocasiones, la colaboración con las organizaciones regionales es también crucial para reforzar la inestimable apropiación regional en la solución de los conflictos. El diálogo permanente con las organizaciones regionales y subregionales permite dotarnos de nuevos puntos de vista, fortalece el enfoque regional de muchos de nuestros esfuerzos y nos acerca a las preocupaciones y necesidades de los ciudadanos. Valoramos muy positivamente el alto nivel de cooperación entre Naciones Unidas y la Unión Europea, tanto a nivel de diálogo institucional como operativo. La cooperación sobre el terreno en la República Democrática del Congo, la frontera entre Chad y la República Centroafricana y, más recientemente, en Mali o la República Centroafricana marcan un camino a seguir y profundizar en los próximos años. Sr. Presidente, La paz y la seguridad internacionales no son conceptos abstractos sino que, como la abrumadora realidad nos recuerda cada día, millones de hombres y mujeres se ven afectados por los conflictos y a ellos debemos nuestros esfuerzos. Nos congratulamos del interés del Consejo de Seguridad por la cuestión fundamental de la protección de la población civil manifestado en su debate del pasado mes de febrero. La inclusión de la protección de civiles en los mandatos de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz es un paso fundamental. Continuaremos trabajando para lograr su puesta en práctica eficaz y para reforzar la formación de los contingentes en esta materia La creación de un espacio de seguridad que permita el acceso humanitario continúa siendo clave. La protección de los niños debe también estar presente desde el inicio en todas las actuaciones de las Naciones Unidas conexas con la defensa de la paz y la seguridad internacionales, incluyendo este asunto en los mandatos. Quiero reiterar nuevamente el total apoyo de mi país a la campaña de la Representante Especial del SGNU “Niños no Soldados”. Apoyamos firmemente los esfuerzos para aplicar en su integridad las Resoluciones relativas a Mujer, Paz y Seguridad. España acoge con satisfacción la iniciativa británica de celebrar una Cumbre para terminar con la violencia sexual en conflicto y confía plenamente en que la aprobación del Protocolo Internacional para la documentación e investigación de la violencia sexual en conflicto podrá convertirse en un instrumento valioso para la adecuada protección de las víctimas y la adecuada respuesta de nuestros contingentes. Los esfuerzos a favor de la paz no pueden estar completos si no van acompañados de un trabajo continuado y coherente, basado en la apropiación nacional, que contribuya, al fortalecimiento institucional y al desarrollo de las capacidades locales, como se ha puesto ya de manifiesto en los debates de este Consejo sobre Estado de Derecho y Reforma del Sector de la Seguridad, en los que mi país ya expresó sus puntos de vista. Este es un ámbito en el que España ha trabajado y sigue haciéndolo, junto a otros Estados Miembros de la Unión Europea, en el marco de las Misiones y Operaciones de la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE. Hoy, por ejemplo, estamos presentes en EUTM Mali, EUCAP Sahel o EUTM Somalia. España celebra este año el XXV Aniversario de su participación en Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Mi país ha contribuido a más de 50 misiones y operaciones de gestión de crisis y desplegado más de 137.000 efectivos en escenarios complejos como Líbano, Afganistán, las aguas frente a las costas de Somalia, la propia Somalia, Mali o la República Centroafricana. Ejemplifican el compromiso de España con la primacía del Derecho Internacional y con un mundo más estable. Cuando apenas han pasado unos días desde que celebramos el Día Internacional del Personal de la Paz, agradecemos el esforzado trabajo diario de todos ellos y rendimos tributo a los caídos por el sacrificio de sus vidas. Deseo terminar con un sincero agradecimiento a los demás países contribuyentes de tropas por el compromiso que demuestran a favor de la paz, y a las Naciones Unidas por el valioso trabajo desarrollado en este ámbito. España es partidaria de mejorar los canales de comunicación entre los países contribuyentes en tropas y el Consejo de Seguridad, así como de una mayor vinculación de dichos países a los trabajos del Consejo conforme a lo que establecen los artículos 43 y 44 de la Carta de las Naciones Unidas. Desde las responsabilidades que ocupe en cada momento, España trabajará en esa dirección. Muchas gracias Sr. Presidente.”