En primer lugar, quisiera mandar un mensaje de afecto a Turquía. Ninguno de los dos países que competían directamente con España por un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad nos lo ha puesto fácil. Turquía sabe que, desde este momento y como ha venido siendo hasta ahora, puede estar segura de contar con la colaboración leal y constructiva de España.

En segundo lugar, me van a permitir que felicite a los otros cuatro países elegidos como miembros no permanentes. Estoy convencido de que esta carrera dará como fruto una más intensa y mejor colaboración entre todos nosotros. Los desafíos globales a los que nos enfrentamos requieren de esa cooperación y, en ese sentido, España cuenta con una trayectoria larga y prolífica en Naciones Unidas que vamos a poner al servicio de esos objetivos.

En tercer lugar, quisiera agradecer a los países que nos han votado la confianza depositada en España. Para nosotros, no hay mayor victoria que el sabernos apreciados por tantos países amigos y España no va a olvidar este apoyo.

En cuarto lugar, mi más sincero agradecimiento y reconocimiento a todos los que estáis aquí (y los que no lo están). A todo este equipo que más que un equipo ha sido un gran ejército de ciudadanos al servicio de España. Habéis hecho mucho más de lo que vuestra responsabilidad os exigía (más de 100 bilaterales en la última semana). Nadie mejor que yo sabe el esfuerzo, las horas y horas de trabajo, de dedicación y sentimiento que le habéis puesto a este proyecto. Y, en este punto, como máximo responsable del proyecto, os tengo que decir que me siento muy orgulloso. Lo habéis hecho muy bien.

En quinto lugar, gracias a muchos otros. A los que podían haber mirado hacia otro lado pero han querido estar y luchar también por este proyecto, en silencio. Y aquí incluyo a muchas personalidades, a las fuerzas políticas de la oposición, a nuestras empresas y a todos los que individualmente nos han apoyado.

En sexto, y muy importante, agradecer a dos instituciones su fundamental apoyo. A sus Majestades los Reyes, Felipe VI y Doña Leticia, quienes desde su posición, primero como Príncipes de Asturias y luego como Reyes, se han implicado con enorme entusiasmo en esta tarea, como lo hicieron los Reyes Juan Carlos y Doña Sofía. Y, al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha encabezado esta fabulosa labor diplomática de la que hoy podemos felicitarnos.

Y, para terminar, quiero hacer una valoración. El camino hacia el Consejo de Seguridad era muy difícil, lo sabíamos, y no por ello hemos evitado librar esta batalla. En el futuro se presentarán batallas iguales o más ambiciosas. Esta carrera al Consejo de Seguridad espero sirva para fortalecer nuestra confianza. España es un gran país en el concierto internacional. Confiemos más en nosotros, vale la pena.

Muchas gracias.

Foto: Javier Hernández/Nolsom