España consigue el respaldo para ocupar por quinta vez un asiento en el Consejo de Seguridad en el bienio 2015-2016. En dura competición con Turquía, España alcanzó en la tercera ronda 132 votos, por encima de los 2/3 requeridos para ser elegido.

​La campaña española ha demostrado cómo nuestro país es un socio fiable que comparte plenamente los valores del multilateralismo. Articulada en torno a tres conceptos fundamentales en nuestras relaciones internacionales -el diálogo, la solidaridad y el compromiso-, la campaña ha buscado hacer valer nuestros importantes esfuerzos en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, la lucha contra la pobreza y la promoción de los Derechos Humanos. España es un país comprometido en la resolución de los problemas globales, y estamos ilusionados con la perspectiva de poder afrontar, desde el máximo órgano decisorio mundial, los retos que hoy en día se plantean ante la comunidad internacional.

Nueva York (EE.UU.). José Manuel García-Margallo observa las pantallas de la sala mientras se produce la votación. FOTO MAEC/Nolsom

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se compone de quince miembros, cinco permanentes con derecho de veto -Francia, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos- y diez no permanentes, elegidos por la Asamblea General por períodos de dos años, sin derecho de veto. Cada año, la Asamblea General elige a cinco de los miembros no permanentes para los dos años siguientes. Para los dos puestos del grupo de Europa Occidental y otros Estados (WEOG, según sus siglas en inglés) concurrían tres candidatos: Nueva Zelanda, Turquía y España.

 

Nueva York (EE.UU.). El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, durante la rueda de prensa ofrecida tras ganar España la votación para el puesto no permanente del Consejo de Seguridad. FOTO MAEC/Nolsom

(fuente: http://bit.ly/1ptRBzp )