Intervención de España en el debate anual de la Asamblea General de la ONU sobre la situación en Afganistan

Portada/Discursos, España en la ONU/Intervención de España en el debate anual de la Asamblea General de la ONU sobre la situación en Afganistan

Intervención de España en el debate anual de la Asamblea General de la ONU sobre la situación en Afganistan

Sr. Presidente,

Permítame, en primer lugar, expresar el agradecimiento de mi delegación al Embajador Tanin por su intervención.

España suscribe la declaración efectuada por el Jefe de la Delegación Europea en nombre de los Estados miembros y desea añadir una serie de reflexiones a título nacional.

Sr. Presidente,

Durante los últimos trece años, la Comunidad Internacional ha llevado a cabo, conjuntamente con el Gobierno de Afganistán, un ingente esfuerzo económico y humano en apoyo del progreso político, económico y social del país y de su estabilización. Los avances han sido notables, aunque son aún frágiles y están sometidos a amenazas considerables.

En lo político, los constantes ataques terroristas y las dificultades económicas del país no han impedido una histórica transmisión pacífica del poder. El acuerdo nacional alcanzado en este proceso ha de posibilitar que el Presidente Ghani y el nuevo Gobierno se concentren con carácter prioritario en el necesario programa de reformas.

La transición en materia de seguridad se está completando también adecuadamente. Contamos ya con mecanismos para dar continuidad al compromiso de la comunidad internacional con Afganistán en su lucha contra el terrorismo y a favor de la paz y la reconciliación en el país. España considera muy positiva la rápida conclusión por el nuevo Gobierno afgano del acuerdo bilateral de cooperación con Estados Unidos en materia de seguridad y del Acuerdo de Estatuto de Fuerzas con la OTAN, los cuales permitirán el despliegue de la misión “Resolute Support” para prestar asistencia, asesoramiento y entrenamiento a las fuerzas nacionales afganas.

Señor Presidente,

En 2014 Afganistán completa la etapa de transición e inicia una decisiva Década de Transformación. Al cabo de la misma, el país deberá contar con mecanismos propios, sólidos y eficaces para garantizar su seguridad interior y su subsistencia y prosperidad económica. Los afganos pueden contar con que la Comunidad Internacional continuará acompañándolos en esta nueva etapa.

En la Década de Transformación hemos de concentrar nuestro apoyo a Afganistán en las acciones que permitan consolidar los avances en los distintos campos.

Entre los problemas persistentes quiero denunciar, en primer lugar, el sufrimiento que los ataques terroristas provocan en la sociedad civil y el desprecio que demuestran por los instrumentos internacionales y las resoluciones del Consejo de Seguridad para la protección de los civiles en conflictos armados. Este no es solamente un problema de seguridad. Es también un grave problema de gobernanza. Deseo saludar los esfuerzos que realiza el gobierno de Afganistán, en medio de grandes dificultades, y trasladarle nuestra solidaridad y apoyo.

El corazón de la Década de Transformación lo conforma la asociación de la Comunidad Internacional con Afganistán que, a partir de ahora, se desplegará sobre la base de los compromisos declarados en la reciente Cumbre de Gales y en las Conferencias de Bonn y Tokio, que esperamos confirme la próxima Conferencia de Londres el 3 y 4 de diciembre próximo. Tal como se ha señalado en las citadas Conferencias y se hará en Londres, el mantenimiento y ampliación de los sustanciales avances de Afganistán en materia de salud, educación, libertades civiles y derechos humanos, especialmente de las mujeres, entre otros, requerirán que el Gobierno afgano honre los compromisos de gobernanza y desarrollo suscritos en el Marco de Responsabilidad Mutua de Tokio (TMAF), cuya importancia desea subrayar España de modo muy especial.

En este contexto, España desea hacer hincapié en la necesidad de asegurar los avances en el ámbito de los derechos de las mujeres consagrados en la Constitución de Afganistán. En este sentido deseo felicitar al Gobierno afgano por la adopción en octubre de 2014 del Plan Nacional de Afganistán para las Mujeres, la Paz y la Seguridad, y animarle a que en la nueva etapa que ahora se abre trabaje sin descanso por un futuro en el que las mujeres logren una plena participación en todos los ámbitos de la vida política, económica, social y cultural de Afganistán, en términos de igualdad con los hombres.

La igualdad ante la ley y el empoderamiento de la mujer son un poderoso motor de prosperidad económica y de progreso social, y serán sin duda uno de nuestros mejores aliados en el ciclo virtuoso de paz y progreso que todos deseamos con la Década de Transformación. Animamos a Afganistán a combatir con firmeza los casos de violencia y discriminación contra mujeres y niñas y a seguir trabajando con Naciones Unidas y la Comunidad Internacional por la protección y promoción de sus derechos.

Señor Presidente,

Los avances de los últimos trece años y la transición política y de seguridad pueden también verse comprometidos por problemas económicos como el débil crecimiento de la economía, el déficit presupuestario o la precariedad de los servicios básicos y de las infraestructuras. Celebramos la determinación reiteradamente expresada por el nuevo Gobierno de Unidad Nacional de Afganistán de emprender cuanto antes las reformas necesarias y cumplir los compromisos adquiridos en estos campos.

Igualmente animamos los esfuerzos del Gobierno a favor de una profunda y duradera reconciliación en el seno de la sociedad afgana. España aboga por un proceso inclusivo pero respetuoso con el marco constitucional afgano y comprometido con los derechos humanos, especialmente los de las mujeres, y que se desarrolle -como en general todo el proceso de transformación del país-, con un fuerte sentido de apropiación por parte del Gobierno y la sociedad afganas.

Un último elemento clave que deseo señalar es el de la necesaria cooperación regional. España saluda los progresos del Proceso de Estambul – ‘Corazón de Asia’, cuya Cuarta Conferencia Ministerial ha tenido lugar recientemente en Pekín, y reitera su apoyo a un futuro de cooperación fuertemente apropiado por los países de la región que mejore las condiciones económicas y de seguridad regionales.

Señor Presidente,

Deseo concluir renovando el firme compromiso de España con la estabilización y la transformación de Afganistán, con el progreso a largo plazo del país y la construcción de una sociedad pacífica, democrática y próspera para todos los afganos. Nos congratulamos en este sentido por el general apoyo que de nuevo ha obtenido la resolución de esta Asamblea General que hoy hemos adoptado, documento angular para ese compromiso internacional con Afganistán.

Muchas gracias, Señor Presidente.

2017-01-07T17:03:57+00:00 20/11/2014|Categories: Discursos, España en la ONU|