Intervención ERP en debate del CSNU sobre piratería y robo a mano armada en el golfo de Guinea

Portada/Consejo de Seguridad/Intervención ERP en debate del CSNU sobre piratería y robo a mano armada en el golfo de Guinea

Intervención ERP en debate del CSNU sobre piratería y robo a mano armada en el golfo de Guinea

CONSEJO DE SEGURIDAD: DEBATE SOBRE PIRATERÍA Y ROBO A MANO ARMADA EN EL GOLFO DE GUINEA

(Lunes 25 de abril de 2016)
• Quiero agradecer la presentación que acaba de hacer el Representante Especial del Secretario General para África Occidental y jefe de UNOWAS, Sr. Chambas, sobre el desafío que la piratería supone para la paz y la seguridad en el Golfo de Guinea.

• Una sola cifra basta para explicar la oportunidad de este debate: la región del Golfo de Guinea acumula más del 20% de la criminalidad marítima mundial, en todas sus variantes. De la piratería o el robo a mano armada, a todo tipo de tráficos ilegales, de migrantes y trata de personas, armas o estupefacientes, a la pesca ilegal, los vertidos ilícitos, los secuestros y los asesinatos.

• Además, el año pasado, y en lo que llevamos del presente, estamos asistiendo a un incremento de los ataques en esa zona marítima. En 2015 se registraron 48 ataques y 33 abordajes, y en 2016, ya se tiene constancia de 30 ataques, el 73% de cuales se ha producido en las costas o frente a las costas de Nigeria. Estas cifras, sin embargo, sólo serían la punta del iceberg puesto que se estima que sólo se denuncian la mitad de los incidentes.

• La densidad del tráfico marítimo en la zona hace que dichos ataques supongan una grave amenaza, no sólo para África sino para la seguridad mundial. Así lo entendió el Consejo de Seguridad en sus resoluciones 2018 y 2039 de 2011 y 2012 respectivamente y, de conformidad con ellas, la Cumbre de Yaundé de junio de 2013, que establece las bases para una arquitectura de seguridad marítima en el Golfo de Guinea. Dicha Cumbre reconoce además, que los principales actores de esta arquitectura deben ser, además de los propios estados firmantes, la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental), la CEEAC (Comunidad Económica de los Estados de África Central) y la Comisión del Golfo de Guinea.

• El Proceso de Yaundé, como se conoce el desarrollo de las previsiones de aquella Cumbre, cuenta con el respaldo de una amplia movilización internacional entre la que destacan NNUU, la UE y G-7++Amigos del Golfo de Guinea. La participación de España en esos tres ámbitos es constante y muy activa. Se complementa, además, con una intensa acción bilateral con los países ribereños en materia de seguridad marítima mediante formación, capacitación, entrenamiento, o colaboración policial o de aduanas, entre otros. Este apoyo español responde no sólo a nuestra proximidad física e histórica con la región, sino a un firme compromiso con la paz, la seguridad y el progreso del continente africano, como expresó SM el Rey Don Felipe, en enero del año pasado en Addis Abeba, ante la Asamblea Anual de la Unión Africana.

• A pesar del inicial vigor de Yaundé y de esa movilización internacional que le acompaña, lo cierto es que aún queda mucho por hacer, como nos recuerdan, con terquedad, las cifras anuales de incidentes. Resulta esencial que la cooperación entre los estados de la zona, y entre organizaciones interregionales, sea más fluida. De igual manera, el principio de apropiación no está todavía plenamente asumido por muchos de los estados ribereños y la diferencia entre sus sistemas jurídicos no facilita la cooperación judicial y policial. Precisamente a colación del valioso concepto de apropiación, cabe alabar iniciativas como la Conferencia sobre Seguridad Marítima y Energética que tuvo lugar en Luanda en octubre del año pasado. La Declaración de Luanda reitera la necesidad de una estrategia africana de seguridad marítima comprehensiva e integrada, así como la necesidad de priorizar los partenariados en África potenciando las organizaciones regionales.

• Además del principio de apropiación, España apoya el concepto de “aproximación global” por el que se defiende que no sólo hay que reprimir los crímenes cometidos en el mar, sino que hay que trabajar para evitarlos, abordando las causas últimas de los mismos como la pobreza endémica o la inseguridad. No hay un problema en el mar que no tenga su origen en tierra firme.

• En este contexto, resulta especialmente oportuno este debate y la oportunidad que nos brinda, como Consejo de Seguridad, de enviar un mensaje de claro apoyo a la iniciativa de la Unión Africana de celebrar una Cumbre Extraordinaria sobre Seguridad Marítima, en octubre del año en curso.

Por último, España se suma a la intervención que realizará el Delegado de la Unión Europea posteriormente.

2017-01-07T17:03:19+00:00 25/04/2016|Categories: Consejo de Seguridad|