Ensayo nuclear en la República Popular Democrática de Corea
09/09/2016

Tras el anuncio hoy por el gobierno de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) de haber realizado un nuevo ensayo nuclear, el gobierno de España condena enérgicamente esta acción, que viola flagrantemente varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).
Este último ensayo, el segundo este año y quinto desde 2006, supone una muy grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales y para la estabilidad en la península coreana. La RPDC vuelve a desafiar al régimen internacional de no proliferación y con sus actos daña gravemente la práctica internacional establecida contra la realización de ensayos nucleares.
Este ensayo se une a los reiterados lanzamientos de misiles balísticos realizados en los últimos meses, el último de ellos el pasado 5 de septiembre, entre los que se incluyen misiles de alcance intermedio y lanzados desde submarinos. Todo ello supone una escalada sin precedentes en las provocaciones del régimen norcoreano frente a la comunidad internacional.
El gobierno de España ha convocado el embajador de la RPDC en Madrid para comunicarle su completo rechazo a estas actividades y exhortar a la RPDC a cumplir con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad. España hace un llamamiento a la RPDC para que concentre sus esfuerzos en la búsqueda sincera de un clima de entendimiento y diálogo con la comunidad internacional y renuncie a su programa nuclear y balístico, un empeño imprudente y altamente desestabilizador.
Como Presidencia del Comité 1718 del CSNU sobre sanciones a la RPDC, España procederá a convocar una reunión del Comité 1718, a la mayor brevedad posible, para analizar los hechos y coordinar una respuesta contundente de la comunidad internacional. España seguirá comprometida firmemente con una aplicación efectiva del régimen de sanciones, con el objetivo de que la RPDC desmantele de manera completa, verificable e irreversible sus programas nuclear y balístico.