España reitera su compromiso con la no proliferación nuclear

/, Discursos, España en la ONU/España reitera su compromiso con la no proliferación nuclear

España reitera su compromiso con la no proliferación nuclear

El Embajador Representante Permanente Román Oyarzun transmitió este viernes 6 de octubre, durante la sexta reunión de la Primera Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas, un mensaje de apoyo al multilateralismo y a los tratados e iniciativas colectivas en favor del desarme, la no proliferación y el control de armamentos. Asimismo, recalcó que la Comisión debía dar prioridad a evitar que “agentes no estatales, incluidos grupos terroristas, puedan tener acceso a armas de destrucción masiva, nucleares, químicas y biológicas”.

A continuación, puede leer la declaración completa de España:

 

Señor Presidente,

Quisiera en primer lugar felicitarle por su elección como Presidente de esta Primera Comisión, y tenga la seguridad de contar con el apoyo de la delegación española para lograr el éxito en nuestros trabajos.

España se asocia a la Declaración efectuada previamente por la Delegación de la Unión Europea.

En esa misma línea, queremos reiterar nuestro firme compromiso con el multilateralismo y las Naciones Unidas, así como con los tratados e iniciativas colectivas en favor del desarme, la no proliferación y el control de armamentos.

Sr. Presidente

España condena enérgicamente el ensayo nuclear del pasado 3 de septiembre y los múltiples ensayos balísticos realizados por la República Popular Democrática de Corea  en flagrante violación de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.  El programa nuclear y balístico norcoreano supone una muy grave amenaza para la paz y la seguridad  internacionales y para la estabilidad en la península coreana.

Mi delegación hace un llamamiento a la RPDC para que renuncie a su actual desafío a la comunidad internacional, tome claras medidas para reducir la tensión y declare una moratoria sin condiciones de sus ensayos nucleares y balísticos, que pueda abrir el camino a negociaciones sustantivas para la desnuclearización completa, irreversible y verificable de la península coreana.

España subraya una vez más la importancia del TNP como piedra angular del régimen internacional de no proliferación, y base para impulsar el proceso de desarme nuclear y el desarrollo de las aplicaciones de la energía nuclear con fines civiles. Nos felicitamos por el ambiente constructivo que imperó en la Primera sesión del Comité Preparatorio de la Conferencia de Examen del TNP, y esperamos que se mantenga en las próximas sesiones con el objetivo de reforzar el TNP en la Conferencia de 2020.

España expresa su satisfacción por la adecuada aplicación del Acuerdo Nuclear entre el UE3+3 e Irán, confirmada por los informes trimestrales del OIEA, que ha permitido asegurar el carácter exclusivamente pacífico del programa nuclear iraní.

Lamentamos que no se haya alcanzado aún un acuerdo para la convocatoria de una Conferencia sobre el Establecimiento de una Zona Libre de Armas de Destrucción Masiva y sistemas de lanzamiento en Oriente Medio. Reafirmamos nuestro apoyo a la Resolución de 1995 y a los acuerdos adoptados en la Conferencia de Examen del TNP de 2010, y animamos a todas las partes a mostrar una verdadera voluntad política para dialogar y buscar un consenso que permita celebrar esa Conferencia lo antes posible, y con la presencia de todos los países de la región.

Sr. Presidente,

España es un país sin armamento nuclear, firme defensor del desarme nuclear. Apelamos a la responsabilidad de los Estados con mayores arsenales para avanzar hacia el objetivo común de un mundo sin armas nucleares

Expresamos nuestro firme apoyo a la Conferencia de Desarme de Ginebra, como único órgano constituido para la negociación de tratados multilaterales de desarme. Lamentamos la parálisis en que está instalada desde hace ya demasiados años y la falta de impulso a las negociaciones de desarme, incluidas las relativas a un futuro Tratado para la prohibición de la producción de material fisible nuclear (FMCT).

España es muy sensible al debate sobre el impacto humanitario frente al uso y amenaza de las armas nucleares, pero no comparte el enfoque del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, recientemente adoptado. España considera necesario impulsar un proceso de desarme nuclear que tenga en cuenta cuestiones de seguridad, en el marco del TNP, y mediante iniciativas concretas y realistas que cuenten con la participación de las potencias nucleares.

Un paso firme en el proceso de desarme debe ser la pronta entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (TPCEN). Hacemos un llamamiento a los países que aún no lo han firmado o ratificado, y especialmente a los incluidos en su anexo segundo, para que lo hagan a la mayor brevedad posible.

Sr. Presidente,

Una de las grandes prioridades que debe ocupar nuestro trabajo es evitar que agentes no estatales, incluidos grupos terroristas, puedan tener acceso a armas de destrucción masiva, nucleares, químicas y biológicas.

España se felicita por la adopción por el Consejo de Seguridad en diciembre pasado de la Resolución 2325, que apuesta por reforzar los instrumentos de aplicación, asistencia, y coordinación, y una mayor implicación de la sociedad civil para alcanzar los objetivos fijados por la Resolución 1540 (2004).

Sr. Presidente

La celebración del vigésimo Aniversario de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), el pasado 29 de abril, ha puesto de manifiesto la trascendencia  de esta Organización en el ámbito del desarme y la no proliferación.

España condena el uso de cualquier sustancia química como arma, por cualquiera y en cualquier situación. La confirmación por la misión de determinación de los hechos de la OPAQ del empleo de sarín, un agente de guerra química, en Khan Sheikhun el pasado 4 de abril, merece la más contundente repulsa y enérgica condena de España. El trabajo de los expertos del Mecanismo de Investigación Conjunta (JIM) será clave para atribuir responsabilidades e impedir que éste y otros crímenes queden impunes. Es fundamental que avancen los trabajos del JIM para crear el efecto disuasorio que todos deseamos. El CSNU debe asumir su responsabilidad y responder con firmeza

Sr. Presidente,

El problema de la proliferación y tráfico ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras (APAL) tiene un especial interés para España. Es el nexo común entre terrorismo y crimen organizado transnacional, y es el principal armamento utilizado en los conflictos actuales, desestabilizando países y regiones enteras. Esta Primera Comisión no debe descuidar esta problemática que tiene un terrible impacto político, económico y social en nuestras sociedades.

Los esfuerzos internacionales para el control de las Armas Pequeñas y Ligeras se han centrado en cuatro iniciativas: el Programa de Acción de las Naciones Unidas para combatir el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras; el Instrumento Internacional de Trazado para el registro y localización de APAL; el Protocolo de Armas de Fuego; y por último, el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA). España llama a todos los Estados miembros a unirse a estos instrumentos, y en especial, a contribuir al éxito de la próxima Conferencia de Examen del Programa de Acción de 2018 de la que deben salir iniciativas y proyectos concretos.

La inclusión de un enfoque con perspectiva de género debe abrirse paso también en relación con la agenda del Desarme y esta Primera Comisión, como incluye ya el Tratado sobre el Comercio de Armas y como está impulsando la Agenda Mujeres Paz y Seguridad, a través de las Resoluciones 1325 y 2242 del Consejo de Seguridad.

Concluyo, Sr. Presidente, expresando el deseo de que durante las próximas semanas esta Primera Comisión pueda generar un debate abierto que permita acercar posturas y crear más confianza entre todos nosotros.

¡Le deseo mucho éxito en su difícil tarea!

Muchas gracias