Intervención de España en la reunión sobre la Reforma del Consejo de Seguridad

//Intervención de España en la reunión sobre la Reforma del Consejo de Seguridad

Intervención de España en la reunión sobre la Reforma del Consejo de Seguridad

Nueva York, Miércoles 22 de Febrero de 2012

Intervención del Representante Permanente Adjunto de España, Román Oyarzún sobre la reforma del Consejo de Seguridad.
 

Señor Presidente,

Intentaré hacer una intervención corta y reaccionar a algunas de las intervenciones efectuadas por las delegaciones que me han precedido.

Hago mía la intervención que ha leído el distinguido representante de Italia en nombre del Grupo “Unidos por el Consenso” (UpC), al que España pertenece.

Se trataba de presentar con detalle las principales características de la propuesta que el Grupo UpC presentó en abril de 2009, hace casi dos años, en la primera ronda de las negociaciones intergubernamentales.

Creo muy sinceramente que el objetivo se ha cumplido sobradamente. Algunos países del Grupo UpC que han intervenido a continuación –como Costa Rica, México, la República de Corea y Argentina– han hecho valiosas aportaciones que han completado la presentación efectuada por Italia en nombre del Grupo.

Invito, por tanto, a todas las delegaciones a examinar con detenimiento dicha propuesta, que figura recogida en el documento A/64/CRP.1 del 21 de enero de 2010, y a tomarla como base sobre la que continuar las negociaciones.

Señor Presidente, muchas delegaciones, sobre todos aquellas que no están alineadas a priori con ninguno de los principales grupos, se estarán preguntando por las ventajas de esta propuesta sobre las demás. Se me ocurren las tres siguientes:

-En primer lugar, no se trata de la propuesta original del Grupo UpC, presentada en 2005, sino de una propuesta de compromiso.

El ejemplo más claro es que propone la creación de una categoría de miembros de larga duración, intermedia entre las dos actuales (permanentes y no permanentes).

-En segundo lugar, se trata de una propuesta abierta, presentada para ser negociada durante las negociaciones.

El ejemplo más claro es que deja abierta la cuestión de la duración de los mandatos de la nueva categoría de miembros de larga duración.

-En tercer lugar, se trata de una propuesta integral, con propuestas específicas para todos y cada uno de los cinco temas de la reforma contenidos en la decisión 62/557.

No siempre es el caso. La propuesta del G-4 que examinamos en nuestra anterior reunión, sin ir más lejos, solo incluye a dos de los cinco temas (categorías y métodos de trabajo).

Señor Presidente, intentaré responder, por último, a dos de las principales críticas que se han venido haciendo a la propuesta del Grupo UpC, incluyendo durante la reunión de hoy.

La primera crítica es que la propuesta del Grupo UpC no cuenta con los apoyos suficientes, o cuenta con menos apoyos que otras propuestas, para ser tomada como base de las negociaciones.

Puede que sea verdad, al menos por el momento, pero lo importante no es el número de apoyos sino la capacidad para generarlos, de manera gradual y progresiva.

Dicho con otras palabras, lo importante es la capacidad para generar consenso.

Hemos comprobado durante las negociaciones que las propuestas maximalistas de otros grupos han llegado al límite de los apoyos que pueden conseguir.

Por ejemplo, el G-4 reconoció en la reunión del 26 de enero que su propuesta sigue contando con los mismos apoyos por escrito (80) que hace seis meses (su carta del 23 de junio de 2011). Es decir, no tiene capacidad para generar consenso.

La propuesta del Grupo UpC, en cambio, sí que la tiene, fundamentalmente porque es de compromiso, abierta e integral. Todo lo contrario que la del G-4.

La segunda crítica es que la propuesta del Grupo UpC no cambia, al menos suficientemente, el actual statu quo del Consejo.

Se nos dice que para cambiarlo es necesario ampliar la categoría de miembros permanentes.

El problema está en que resulta cada vez más evidente que los nuevos miembros permanentes no tendrán el derecho de veto.

Serán permanentes sin veto. No nos parece que eso sea cambiar el statu quo.

Puestos a elegir entre dos categorías nuevas (permanentes sin veto y no permanentes de larga duración) nosotros apostamos por la segunda.

Creemos que es la que mejor resuelve el problema y la que, por tanto, tiene más capacidad para generar consenso.

Señor Presidente, quisiera concluir mi intervención agradeciendo el espíritu constructivo y las valiosas aportaciones efectuadas por las delegaciones de otros grupos que me han precedido en el uso de la palabra.

El distinguido representante de Países Bajos ha hablado de “compromise”. No podemos estar más de acuerdo. Compromiso es, en efecto, la palabra clave.

El distinguido representante de Sierra Leona, en nombre del Grupo Africano, ha hablado de “comprehensive reform”. Estamos completamente de acuerdo. La reforma debe ser integral e incluir a todos y cada uno de sus cinco temas.

El distinguido representante de Japón ha hablado de “realistic and result-oriented negotiations”. También estamos de acuerdo. Pensamos que las propuestas de compromiso, como la del Grupo UpC, son las más realistas, por cuanto son las más capaces de generar consenso.

El distinguido representante de Egipto ha hablado de la “openness and transparency of UfC’s proposal”. Agradezco que públicamente se reconozca a la propuesta del Grupo UpC como abierta y transparente. Quiero recordar que se presentó durante la primera ronda y se distribuyó como “Conference Room Paper” en enero de 2010. Hoy mismo se ha vuelto a circular a todos los asistentes a la reunión.

La distinguida representante de Brasil ha aludido a las “current realities” para justificar la ampliación del Consejo en la categoría de miembros permanentes. Yo me pregunto qué pasará con esas realidades dentro de 25, 50 o 75 años. No parece realista, a la vista de lo difícil que está resultando reformar el Consejo, que seamos capaces de volverlo a hacer cada 25 años. Además, no resulta verosímil pensar que los representantes de la realidad del futuro vayan a sustituir a los representantes de las realidades del presente o del pasado. Más bien se unirán a ellos con carácter permanente, por lo que, finalmente, seguirán sin representar a las realidades de cada momento histórico.

Por último, el distinguido representante de Francia ha hablado de “solution transitoire ou intérimaire”. Creemos que es un paso en la buena dirección. Con todo, nosotros preferimos hablar de “solución de compromiso”.

Muchas gracias, señor Presidente.

2017-01-07T16:43:38+00:00 22/03/2012|Categories: España en la ONU|