Briefing al CSNU sobre la Revisión de Operaciones de Paz (OP).

//Briefing al CSNU sobre la Revisión de Operaciones de Paz (OP).

Briefing al CSNU sobre la Revisión de Operaciones de Paz (OP).

Briefer: SG de NNUU.

20 de noviembre 2015, 10 am.

 

PUNTOS DE INTERVENCIÓN

 

Agradecimiento al SGNU y a la Presidencia.

  • Quiero comenzar por agradecer su presentación al Sr. Secretario General, y a la Presidencia británica la convocatoria de este briefing, que permite por primera vez al Consejo debatir sobre un tema tan importante como es el proceso actual de Revisión de Operaciones de Paz.

 

Valoración positiva de la Revisión.          

  • España valora muy positivamente el Informe del Secretario General sobre las recomendaciones del HIPPO (High Independent Panel on Peace Operations), cuyo contenido general y enfoque compartimos plenamente. En nuestra opinión, las diferentes prioridades y medidas que recoge el Informe deben ser entendidas como un todo interrelacionado. Las recomendaciones del Informe, junto con la revisión sobre Mujer, Paz y Seguridad – que ha dado lugar a la Resolución 2242 – y la revisión de la Consolidación de la Paz, nos ofrecen una oportunidad única para crear un sistema coherente y adaptado para hacer frente a las nuevas situaciones de conflicto y post-conflicto.

 

Posición Española.

  • Agradecemos los esfuerzos del SG para hacer avanzar el proceso de reforma. Sus recomendaciones han de ser tenidas muy presentes si queremos tener éxito en adaptar las OPs a los entornos complejos de los conflictos actuales.
  • Valoramos particularmente la centralidad del elemento político en las Operaciones de Paz y el reforzamiento de la prevención y la mediación. El enfoque preventivo, sobre la base de un análisis profundo del contexto local marca el camino a seguir. Ello implica también implementar en su integridad la agenda de Mujer Paz y Seguridad, y la promoción y el respeto de los Derechos Humanos, cuestiones fundamentales que están en la base de una paz sostenible.
  • Como el CS ha reconocido en la reciente Resolución 2242, es necesario mejorar la integración de las resoluciones de MPS en la labor de distintos órganos del sistema de NNUU, incluyendo el departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz. Continuaremos apoyando las iniciativas de control y endurecimiento de las medidas para hacer efectiva la tolerancia cero frente a la violencia sexual y el abuso y la rendición de cuentas de los culpables.
  • La Protección de Civiles debe estar en el centro de nuestras preocupaciones y hemos de trabajar conjuntamente para lograr su mejor implementación sobre el terreno. A este respecto, vemos con satisfacción los avances para introducir en las evaluaciones periódicas de las misiones su eficacia en las labores de protección que servirá para dotarlas de las capacidades o apoyo que requieran.
  • Mejorar la formación de nuestros cascos azules, general y específica, avanzar en la rendición de cuentas o conseguir que los mandatos sean claros, coherentes y realistas son elementos fundamentales sobre los que venimos insistiendo para que las OPs sean más eficaces.

 

Mandatos secuenciales. Propósitos.

  • A este respecto, el enfoque estratégico e integral, basado en un análisis riguroso de las particularidades del conflicto es imprescindible para un adecuado diseño de los mandatos. La posibilidad de utilizar mandatos secuenciales y con prioridades podría dar la oportunidad de adaptar mejor las labores de una misión en cada etapa del ciclo vital de una operación.
  • Los mandatos secuenciales deben tener como objetivo la mejor adaptación a la realidad sobre el terreno. Mejor secuenciación no quiere decir mandatos más económicos sino más eficientes. Se ha de primar el objetivo que se busca con la secuenciación. Ahora bien, la secuenciación no puede sacrificar las prioridades esenciales, como la defensa y promoción de los Derechos Humanos, o la Protección de Civiles, que son condición imprescindible para prevenir conflictos y construir una paz duradera. El objetivo último que guíe nuestros trabajos debe ser el de apoyar la consecución de soluciones políticas inclusivas, haciendo realidad el enfoque “basado en terreno” y “centrado en las personas” por el que aboga el Panel de Alto Nivel.
  • La priorización de tareas iniciada ya por el Consejo de Seguridad en casos como el de RCA constituye un ejercicio de enorme utilidad para orientar nuestros trabajos futuros. Sería conveniente utilizar de forma creciente las potencialidades que otorgan las revisiones periódicas de los mandatos para profundizar en este camino.

 

Transparencia en el CSNU y mandatos.

  • Para que estas iniciativas tengan éxito es necesario mejorar la transparencia en el funcionamiento del Consejo. Al respecto, quiero señalar tres puntos. Primero, España ya se ha mostrado en ocasiones anteriores a favor de una mayor apertura del sistema de pen-holders a los miembros electos de modo que la función de pen-holder sea compartida como regla general; creemos que ese sería un paso en la dirección correcta, en la medida en que puede ayudar a agilizar el flujo de información. Segundo, es esencial que el proceso de selección de la jefatura de las Misiones sea riguroso, y por tanto transparente. Tercero, como ha propuesto Nueva Zelanda, creemos que sería muy conveniente que el Consejo pudiera recibir con regularidad briefings sobre la situación en el terreno, en que participase el Centro de Crisis y Operaciones de Naciones Unidas.

 

Misiones Políticas Especiales. 

  • Finalmente, no hay que olvidar el papel de las Misiones Políticas Especiales en la formulación de los mandatos. El Informe del SG incluye entre sus recomendaciones la de establecer nuevas oficinas regionales de NNUU, y destaca la idoneidad de las Misiones Políticas Especiales para potenciar el elemento político de las Operaciones de Paz. Apoyamos esa recomendación.

 

Influencia del CS para alcanzar soluciones políticas y actuación del CS sobre el terreno.

  • La experiencia nos demuestra que la seguridad y la situación política son procesos interrelacionados. El impulso y consolidación de los procesos y diálogo políticos mediante todos los instrumentos que Naciones Unidas tiene a su disposición continúa siendo vital tanto por su valor preventivo como por ser clave en el logro de una paz sostenible.  Los avances en los procesos de diálogo político y reconciliación nacional, particularmente en las primeras fases del establecimiento de una Operación de Paz, constituyen un elemento esencial cuyo avance puede influir de forma determinante en su éxito final.
  • El CS tiene la responsabilidad primordial en el logro de soluciones políticas, mediante la influencia que puede ejercer sobre las partes de un conflicto. Una  buena coordinación entre los miembros del CS, basada en la transparencia, es una condición necesaria para que esa influencia sea efectiva, así como la unidad y  determinación para utilizar las herramientas a su alcance cuando la situación lo requiera.
  • Para terminar, quiero reiterar una vez más el compromiso de España con las Operaciones de Paz, en todos sus aspectos. Tuvimos ocasión de materializar este compromiso una vez más en la Cumbre sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz del pasado 28 de septiembre. En los próximos meses, puedo asegurar al Sr. Secretario General que continuaremos apoyando la implementación de la Revisión de las Operaciones de Paz.

 

2017-01-07T17:03:39+00:00 20/11/2015|Categories: España en la ONU|