España: Presidencia del Comité 1540

/, España en la ONU/España: Presidencia del Comité 1540

España: Presidencia del Comité 1540

PRESIDENCIA ESPAÑOLA DEL COMITÉ 1540

“Prevenir la proliferación de armas de destrucción masiva a terroristas”

  1. Durante 2015 y 2016, España preside el Comité creado en virtud de la resolución del Consejo de Seguridad 1540 (2004) sobre proliferación de armas de destrucción masiva (nucleares, químicas y biológicas) hacia agentes no estatales o terroristas. Éste es uno de los Comités más importantes del Consejo de Seguridad y un componente fundamental de la estructura mundial de seguridad. España sucede en la presidencia del Comité 1540 a la República de Corea. El Presidente del Comité 1540 es el Embajador Permanente de España ante Naciones Unidas, Sr. D. Román Oyarzun Marchesi. La presidencia del Comité 1540 se suma a otras dos presidencias de mecanismos del Consejo de Seguridad que España ostenta, también relacionados con la no proliferación de armas de destrucción masiva: Facilitador de la Resolución 2231 sobre el programa nuclear iraní y el Comité 1718, sobre el rl régimen de sanciones relativo a la República Popular Democrática de Corea.

LA RESOLUCIÓN 1540

  1. Hace más de 10 años que el Consejo de Seguridad tomó medidas enérgicas para prevenir la proliferación de armas de destrucción masiva (ADM) hacia agentes no estatales o terroristas. En aquel momento, estaban vivos en la memoria los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Adicionalmente, el conocimiento de que actores no estatales terroristas estarían buscando adquirir ADM y el descubrimiento de una red global de tráfico ilícito de tecnología para fabricar una bomba atómica por el Dr. A.Q. Khan llevaron a la comunidad internacional a acordar medidas dirigidas a completar la estructura de los tratados internacionales contra la proliferación de ADM.

El 28 de abril de 2004 -estando España presente entonces como miembro no permanente-, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad la resolución 1540, actuando en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que hace que sus disposiciones sean obligatorias para todos los Estados Miembros de Naciones Unidas.

En dicha resolución, el Consejo de Seguridad expresó su gran preocupación por la conjunción de dos de las mayores amenazas para la paz y seguridad internacional como son el terrorismo, por una parte, y la proliferación de armas nucleares, químicas, biológicas y sus sistemas vectores, por otra. Además, consideró que el tráfico ilícito de armas nucleares, químicas o biológicas y sus sistemas vectores y materiales conexos, añade una nueva dimensión a la cuestión de la proliferación y plantea en sí mismo una amenaza a la paz y la seguridad internacional.

La clave de la resolución reside en su enfoque: mientras que otros instrumentos jurídicos internacionales regulan principalmente las actividades entre los Estados, la resolución 1540 establece obligaciones para los Estados en relación con los actores no estatales, en particular la de impedir el apoyo estatal a los terroristas en su intención de adquirir armas de destrucción masiva y la de establecer medidas de prevención para imposibilitar el tráfico ilícito de ADM o materiales conexos.

 

LAS AMENAZAS SIGUEN VIVAS

  1. Una década después, el mundo se enfrenta a una situación en la que los riesgos y amenazas parecen evolucionar con mayor rapidez que las capacidades preventivas. Grupos terroristas, como Daesh, no cejan en su empeño de buscar armas de destrucción masiva.

La crisis del ántrax del año 2001, los atentados con gas sarín en el Metro de Tokio, el empleo de armas químicas en Siria, así como otros incidentes ,  accidentales como Fukushima o los recientes brotes epidemiológicos de ébola, nos recuerdan las consecuencias que podrían tener un atentado en una planta nuclear o la dispersión intencionada de un virus. Y todo ello ocurre en un contexto de globalización de las transacciones comerciales, logísticas y económicas.

La vigencia de las amenazas y la complejidad del contexto actual nos hacen plantearnos la necesidad de reforzar las medidas legales, de prevención y control de aquellos materiales o sustancias sensibles de poder ser utilizadas para fines terroristas. Entre otras medidas, cabe destacar la protección de instalaciones críticas para la custodia de materiales sensibles, el control a las exportaciones para prohibir el comercio ilícito y  el refuerzo de los controles fronterizos para impedir los transportes ilegales. Por todo ello, la resolución 1540 y el Comité 1540 tienen mayor relevancia que nunca.

EL COMITÉ 1540: Liderando la prevención de armas de destrucción masiva hacia actores no estatales

  1. La resolución 1540 tiene un enfoque de cooperación, no punitivo, sobre la no proliferación. Creó un Comité del mismo nombre integrado por todos los miembros del Consejo de Seguridad (en la actualidad, España, Francia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Angola, China, Estados Unidos, Egipto, Rusia, Senegal, Malasia, Uruguay, Japón, Venezuela y Ucrania), que presenta informes al Consejo de Seguridad sobre la aplicación de la misma para su examen. El Comité 1540 no es un comité de sanciones. No lleva a cabo investigaciones ni acciones judiciales por presuntos incumplimientos de las obligaciones relacionadas con la no proliferación. El Comité se apoya en un Grupo de Expertos independientes (nombrados por el Secretario General de Naciones Unidas después de que el Comité apruebe su contratación) de diversas nacionalidades. En la actualidad hay nueve expertos procedentes de China, Estados Unidos, Rusia, Francia, México, Pakistán, Reino Unido, Alemania y Suráfrica. El Comité cuenta también con el apoyo de la Secretaría de la ONU, a través del Departamento de Asuntos Políticos y la Oficina de Asuntos de Desarme. El Comité tiene cuatro Grupos de Trabajo, que se centran en las áreas de acción prioritaria del mismo: seguimiento y aplicación nacional; asistencia; cooperación con organizaciones internacionales, incluidos los Comités del Consejo de Seguridad establecidos en virtud de las resoluciones 1267 (1999) o “Comité Al Qaida” y 1373 (2001) o “Comité contra el Terrorismo”; y transparencia y divulgación . El Comité y su Grupo de Expertos se esfuerzan en mantener relaciones de cooperación con la comunidad internacional a fin de facilitar la aplicación de la resolución 1540 por todos los Estados.
  2. El Comité 1540 es una pieza clave en la arquitectura internacional de no proliferación de armas de destrucción masiva, en el que se encuentran organizaciones internacionales (ONU, UE, el Organismo Internacional de la Energía Atómica o la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas), tratados (TNP) y convenciones sobre armas químicas (CAQ) y biológicas (CABT), regímenes específicos (Mecanismo de Control de la Tecnología de Misiles, Grupo de Acción Financiera Internacional, etc.), iniciativas de seguridad (como la Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear), empresas (fundamentales por su papel en el comercio de materiales sensibles), parlamentarios (por el papel esencial de los parlamentos a la hora de regular las leyes que eviten la proliferación de armas de destrucción masiva) y mundo académico (como base de los conocimientos científicos o por su contribución activa a los debates sobre la materia). Dentro de esta arquitectura, hay que mencionar también las medidas coercitivas impuestas por el Consejo de Seguridad en caso de amenazas a la paz y seguridad internacional, que se pueden traducir, por ejemplo, en la imposición de sanciones (que conllevan la creación del correspondiente comité de sanciones, como el arriba citado). Por último, las ONG tienen un papel de primer orden a la hora de dinamizar y promocionar la no proliferación en el seno de la sociedad civil, contribuyendo a crear una cultura de paz y seguridad.
  3. El Comité trata de promover la aplicación de la resolución mediante el diálogo, la divulgación, la asistencia y la cooperación, utilizando varios instrumentos, como la matriz del Comité 1540, un formulario modelo sobre la asistencia, la participación en seminarios o actos pertinentes para la aplicación de la resolución o la información que se publica en su sitio web (www.un.org/en/sc/1540). La “matriz 1540” recoge en un formato lógico las medidas que han adoptado o tienen previsto adoptar los Estados a fin de cumplir las obligaciones dimanantes de la resolución.
  4. El Comité no aprueba listas de control ni pide a los Estados que las adopten.
  5. Los Estados deben presentar un primer informe al Comité sobre las medidas que hayan adoptado o tengan previsto adoptar para aplicar la resolución. A 1 de abril de 2016, 176 países y una organización regional han presentado los primeros informes al Comité 1540 quedando, por tanto, tan sólo 17 Estados por hacerlo. No es necesario que un Estado disponga de toda la legislación y aplique todas las medidas antes de presentar un informe al Comité 1540. Los Estados pueden incluir también en sus informes una solicitud de asistencia para facilitar la aplicación de la resolución 1540 (2004).
  6. El Comité 1540 ofrece su experiencia técnica a los Estados para la elaboración de los informes que deben presentarle, la preparación de solicitudes de asistencia y la planificación de la ejecución, pero sólo en la medida en que lo permitan sus recursos o las contribuciones voluntarias recibidas por el Comité 1540.
  7. En la resolución 1540 (2004), el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas invita a los Estados a ofrecer asistencia «en respuesta a las solicitudes concretas» de otros Estados. En la actualidad, los Estados deben hacer llegar al Comité 1540, mediante una comunicación oficial a su presidente, las solicitudes u ofrecimientos, o incluirlos en los informes que presenten al Comité. Además, el Comité 1540 conoce varios programas de asistencia pertinentes de diversos Estados y organismos internacionales. El Comité 1540 también coordina las solicitudes y los ofrecimientos publicando estos últimos en su sitio web y remitiendo las solicitudes de asistencia directamente a los organismos que ofrecen ayuda.

 

ESPAÑA Y EL COMITÉ 1540

  1. Sin duda, el hecho de que el Consejo de Seguridad haya confiado a España la presidencia de dos importantes comités de no proliferación y la facilitación de la resolución 2231 (2015) es muestra del reconocimiento de las credenciales y trayectoria de nuestro país en las cuestiones relacionadas con la seguridad internacional y la lucha contra el terrorismo. La presidencia del Comité 1540, en particular, es una responsabilidad por su visibilidad y proyección y refleja la coherencia de la política exterior y de seguridad multilateral en el ámbito de la no proliferación de armas de destrucción masiva, iniciada hace doce años con el copatrocinio de la propia resolución 1540. Además, contribuye a la defensa de los intereses estratégicos de España en un ámbito prioritario para la Seguridad Nacional, según recoge la Estrategia de Seguridad Nacional (2013) y la Estrategia de Acción Exterior. La presidencia del Comité es una ocasión privilegiada para la interacción con otros Estados que comparten los mismos intereses de seguridad que España, con la posibilidad de revertir en forma de desarrollo de capacidades propias, promoción de organismos españoles o participación en proyectos. También, para estrechar las relaciones con otros sectores de la sociedad civil, como empresas, mundo académico, ONGs y opinión pública.
  2. España asume la presidencia del Comité 1540 tras una impecable trayectoria en la materia: presentamos, en cumplimiento de la resolución 1540, nuestro primer informe en 2004 y lo hemos venido actualizando posteriormente; hemos procedido a una revisión y desarrollo progresivo de nuestras capacidades para hacer frente a las necesidades de seguridad; hemos abordado ejercicios de coordinación nacional e internacional; y, finalmente, hemos generado las capacidades técnicas apropiadas.
  3. El 24 de abril de 2015, España aprobó su “Plan de Acción Nacional para el Cumplimiento de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, en el que participaron varios Ministerios. El Plan define los objetivos, las líneas de acción operativas y las competencias necesarias para alcanzar el objetivo principal del completo cumplimiento de las obligaciones derivadas de la resolución 1540. El Plan tiene en cuenta, asimismo, la Estrategia de Seguridad Nacional (2013), el Plan de Acción Nuclear, Radiológico, Bacteriológico y Químico de la UE (2009) y la Estrategia contra el Terrorismo Internacional y la Radicalización (2010). La acción del MAEC ha consistido en el diseño, la elaboración y coordinación del Plan de Acción 1540. En este sentido, el diseño se ha basado en un análisis actual y prospectivo de las amenazas bajo los requerimientos de la resolución 1540. Además, el Plan de Acción 1540 se ha elaborado en coordinación con todas la Administraciones Públicas con responsabilidades en la lucha contra la proliferación de ADM. Entre otras prioridades del Plan, se pueden mencionar el desarrollo normativo; la protección de instalaciones críticas; el control de las transferencias sensibles, incluidas las transferencias intangibles; la protección del transporte marítimo, terrestre y aéreo, así como del control fronterizo; los mecanismos de respuesta en caso de incidente; y finalmente, la cooperación internacional.
  4. En lo que respecta a los Planes Nacionales sectoriales en los ámbitos nuclear, bacteriológico y químico, cabe destacar la actualización del “Modelo de Seguridad Integrada de las Centrales Nucleares”, la elaboración del Plan Nacional de Biocustodia, previo a la aprobación del Real Decreto sobre Biocustodia y el apoyo al Programa Nacional de Seguridad y Protección frente al Uso de Armas Químicas (PNSPAQ), en los que se trabaja en la actualidad.
  5. Por lo demás, España viene desplegando una intensa cooperación internacional en materias relacionadas con la resolución 1540, que, sin duda, son de utilidad durante nuestra presidencia del Comité 1540. España, por ejemplo, ha respondido a solicitudes de asistencia canalizadas a través del Comité 1540, ha organizado seminarios en la materia con países de América Latina y ha contribuido activamente a la Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear, impulsando la cooperación con Marruecos para la prevención de amenazas vinculadas a las armas de destrucción masiva. De igual modo, nuestro país participa en iniciativas de seguridad biológica, como las contempladas en la Agenda Global de Seguridad Sanitaria o el subgrupo de trabajo sobre bioseguridad y biocustodia del Partenariado Global.
  6. Tras más de un año liderando el Comité 1540, la presidencia española sigue promoviendo acciones en las principales líneas de actuación del Comité 1540:
  • Avanzar hacia la universalidad del sistema de informes básicos sobre el cumplimiento de la resolución 1540, que todos los Estados Miembros de Naciones Unidas deben realizar. En este ámbito se han promovido tanto los contactos directos y visitas del Comité 1540 con los Estados en cuestión, como con las organizaciones regionales y subregionales del continente africano. Ejemplo de ello es la participación en la conferencia de la  Unión Africana sobre Asistencia y Revisión de la Resolución 1540 en abril de 2016. De forma paralela, se ha impulsado en el seno de la Unión Europea una iniciativa para desarrollar acciones de divulgación dirigidas específicamente a los Estados pendientes de entregar el primer informe. Ya se han empezado a obtener los primeros éxitos, aumentando en 2 Estados y elevando así a 176 el número de Estados que ya han entregado su primer informe de aplicación de la resolución 1540.
  • Creación de fórmulas para aumentar la eficacia de los mecanismos de asistencia a los Estados en sus peticiones de ayuda. Las cuestiones de asistencia y creación de capacidades siguen siendo el centro de la actividad del Comité 1540, en la medida que son principalmente las cuestiones de capacidad económica y gubernamental las que obstaculizan la completa aplicación. El Comité 1540 trabaja para mejorar la efectividad con la que puede coordinar la multiplicidad y heterogeneidad de donantes hacia países con necesidades y prioridades de asistencia muy diferentes.
  • Los esfuerzos internacionales contra la proliferación de ADM, incluida la lucha contra el terrorismo, comprenden una red de programas, instrumentos legales e iniciativas de compleja relación e interacción. Así, se incluyen tratados y convenciones, controles a la exportación, seguridad del material nuclear, biocustodia, seguridad química y la destrucción de armas. Además, esta colaboración y coordinación discurre a distintos niveles gubernamentales (nacional, regional e internacional) y entre diferentes sectores (gobiernos, industria, academia, sociedad civil). La complejidad de este esfuerzo global refuerza la necesidad de una coordinación y colaboración continua que el Comité 1540 ha estado realizando a todos los niveles mediante seminarios, cursos y contactos directos con organizaciones internacionales como, entre otras, OIEA, OPAQ, la Unidad Apoyo a la CABT, ONUDD, UNODA y UNICRI
    [i]y organizaciones regionales y subregionales como la Unión Africana, la Organización de Estados Americanos, la Liga de Estados Árabes, la Unión Europea y la OSCE.
  • Aumento de la visibilidad de las labores y papel del Comité 1540 como instrumento esencial del objetivo global de no proliferación, contribuyendo a los debates sobre seguridad internacional. En este sentido, el Comité ha hecho una gran labor de transparencia y divulgación, impulsando la comunicación con la industria sectorial y con las instituciones parlamentarias y realizando acciones de sensibilización en áreas como la biocustodia o seguridad de materiales nucleares.

LA REVISIÓN GLOBAL DE LA RESOLUCIÓN 1540 (2004)

  1. La resolución 1977 (2011) sobre no proliferación estableció que el Comité 1540 llevaría a cabo un examen exhaustivo del estado de aplicación de la resolución 1540 (2004) transcurridos cinco años y en consecuencia, determinó que la primera revisión se realizaría antes de diciembre de 2016. La resolución 1977 (2011) previó que en el informe sobre las conclusiones de esa revisión se incluirían, de ser necesarias, recomendaciones sobre los ajustes en el mandato, en cuyo caso tendrían que ser adoptadas en una nueva resolución del CSNU.
  2. En cumplimiento de lo establecido, el acontecimiento más importante de la presidencia española del Comité 1540 será, sin duda, la Revisión Global de la aplicación de la resolución 1540 en este año 2016. Este proceso representa una oportunidad para mejorar la aplicación eficaz de la resolución 1540 y dejar una impronta de la presidencia española en ese Comité. La adopción de una eventual nueva resolución del CSNU, de estimarse necesario un ajuste en su mandato, reforzando el actual marco legal contra la proliferación de ADM por actores no estatales, sería una garantía de los progresos de la comunidad internacional en la aplicación de la resolución 1540.
  3. En el plano nacional, en aplicación del Plan de Acción Nacional 1540 y de cara a apoyar el proceso de Revisión Global, se pretende promover la resolución 1540 en el ámbito académico a través de una colaboración del MAEC y el CESEDEN-Instituto Español de Estudios Estratégicos. En este marco, se ha creado un “Grupo de Trabajo sobre la resolución 1540 y el proceso de Revisión Global” que elaborará un estudio sobre la aplicación de la resolución 1540.
  4. El proceso de Revisión Global incluirá además la puesta en marcha de diversas iniciativas por parte del Comité 1540 que España impulsará con carácter decidido desde su presidencia:
  • Celebración de una reunión del Comité 1540 con representantes de organizaciones internacionales relevantes en el mes de marzo en Nueva York.
  • Participación en la conferencia de la Unión Africana sobre Asistencia y Revisión de la Resolución 1540 en abril, organizada en colaboración con el Comité 1540 y con el apoyo de UNODA.
  • Foro del  con el mundo académico en abril en Nueva York, organizado por la Universidad de Naciones Unidas en colaboración con el Comité 1540.
  • Sesión del Foro de Seguridad y Cooperación de la OSCE sobre la Resolución 1540 en Viena en mayo.
  • Encuentros con la Unión Europea para que ésta contribuya activamente a la labor del Comité1540.
  • Reunión especial del Comité 1540 en Madrid, los días 12 y 13 de mayo 2016, con los miembros del Comité autoridades nacionales de los Estados miembros del Comité y representantes de las principales organizaciones internacionales con  las que el Comité colabora para  analizar medidas concretas en apoyo al proceso de la Revisión Global.
  • Del 20 al 22 de  junio, consultas formales abiertas del Comité 1540 con todos los Estados Miembros, organizaciones internacionales relevantes y sectores adecuados de la sociedad civil (empresas, parlamentarios, mundo académico y ONGs).
  1. Todas estas iniciativas nutrirán el proceso de Revisión Global de la resolución 1540 y podrían contribuir a una eventual nueva resolución sobre proliferación de armas de destrucción masiva por actores no estatales y grupos terroristas a finales de 2016, de estimarse necesario un ajuste en su mandato para hacer frente a las nuevas amenazas y desafíos.
  2. La presidencia del Comité 1540 es un gran reto que España asume con compromiso y seriedad. La amenaza de la proliferación de armas de destrucción masiva por agentes no estatales o terroristas sigue vigente y la resolución 1540 es el instrumento idóneo en la arquitectura de no proliferación para hacerle frente. Especialmente teniendo en cuenta su carácter universalmente vinculante, bajo el paraguas del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas y su ámbito de actuación, al integrar los tres tipos de armas de destrucción masiva y sus sistemas vectores y materiales conexos, todo lo cual permite cerrar la conexión entre la proliferación por grupos terroristas y las redes de tráfico ilícito de armas de destrucción masiva.

[i] OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica), OPAQ (Organización para la prohibición de armas químicas), CABT (Convención para la Prohibición de las Armas Biológicas), ONUDD (Oficina de NNUU contra la Droga y el Delito), UNODA (Oficina de Asuntos de Desarme de NNUU) y UNICRI (Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia).

2017-01-07T17:03:05+00:00 14/06/2016|Categories: Consejo de Seguridad, España en la ONU|

Share This Story, Choose Your Platform!