Intervención del Director General NNUU y DDHH en el debate del Consejo de Seguridad

/, Discursos, España en la ONU/Intervención del Director General NNUU y DDHH en el debate del Consejo de Seguridad

Intervención del Director General NNUU y DDHH en el debate del Consejo de Seguridad

Debate abierto sobre violencia sexual en conflicto

15 de mayo de 2017

Intervención pronunciada por Francisco Javier Sanabria Valderrama

Director General de Naciones Unidas y Derechos Humanos

 

Agradezco y felicito a la presidencia de Uruguay por la organización de este debate, que contribuye eficazmente a incrementar la atención sobre una de las principales y sistemáticas violaciones del Derecho Internacional Humanitario y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos: la violencia sexual en conflicto.  

Doy las gracias a la Vice Secretaria General por su informe y al Sr. Dieng y a la Sra. Mina Jaf por sus intervenciones. Nos han situado ante una realidad dura que exige acción y determinación. Aprovecho para rendir homenaje por su excelente trabajo a la hasta hace poco RESG para Violencia Sexual en Conflicto, Sra. Zainab Bangura. Trabajamos con su oficina por fortalecer los instrumentos para combatir esta lacra. Lo seguiremos haciendo con su sucesora, Sra. Pramila Patten.

Bajo su batuta y la del Secretario General, los próximos cinco años representan una oportunidad histórica para que la lucha contra las peores formas de explotación se sitúe en el centro de las prioridades de la ONU. Mi país apoyará decididamente todos los esfuerzos dirigidos a la prevención de la violencia sexual y la trata con fines de explotación sexual. Debemos lograr que los perpetradores sean llevados a la justicia y cumplan sus penas y contribuir a la reintegración de las víctimas y a la eliminación de cualquier tipo de estigmatización.

Todos sabemos que este objetivo no está en las exclusivas manos de ninguno de nosotros, pero sí en las de todos conjuntamente. Todos juntos, con perseverancia y firmeza, marcaremos la diferencia. De ahí que tenga sentido preguntarse hoy qué es lo que un órgano como el CS puede seguir haciendo en el futuro inmediato y en qué podemos contribuir el resto de la membresía.

El pasado mes de diciembre España promovió la adopción (por unanimidad) de la Resolución 2331 (2016). Muchos elementos de esta resolución engrosan el ya dilatado cuerpo normativo dedicado específicamente a la lucha contra violencia sexual, abriendo nuevos caminos en los que trabajar en un futuro inmediato (uso de la violencia sexual como táctica de guerra y de terrorismo; impacto de la violencia en hombres y niños o la lucha contra la estigmatización, por citar tres de ellos).

En este marco, permítanme destacar cuatro aspectos:

  1. El elemento clave que debiera mejorar la implementación de las resoluciones sobre violencia sexual en conflicto es el conocimiento específico (expertise) de los paneles de expertos de los Comités de Sanciones (incluido el Monitoring Team), de los especialistas nacionales en la lucha contra el extremismo violento, de los mediadores y equipos negociadores en los procesos de paz, de los funcionarios que trabajan en los puestos fronterizos y de los militares y policías desplegados en las Misiones de Naciones Unidas. No importa si nos referimos al ámbito nacional, regional o internacional, o si aludimos al ámbito humanitario, al sector de seguridad o al político-diplomático: sólo si trabajamos de manera consistente y coordinada en estos ámbitos podremos lograr mejores resultados.

Ese conocimiento específico, enriquecido por la interlocución continuada con la sociedad civil, contribuirá también a desarrollar y aplicar mejor los mecanismos de alerta temprana que pudieran evitar el estallido de un conflicto armado. Es con toda seguridad la mejor inversión que podemos hacer por la paz y la seguridad internacionales.

Tal y como nos comprometimos en octubre de 2015, España ha reforzado la formación extensiva a miembros del sector de seguridad; la proporcionamos en terceros países como Palestina y Colombia, y contribuimos a la Iniciativa de la ONU contra la Violencia Sexual en Conflicto (UN Action against Sexual Violence in Conflict).

  1. El segundo elemento vertebrador de cualquier actuación debería guiarse por la lucha contra la impunidad. A ella contribuyen todos los mecanismos que mejoren la preservación de pruebas con el fin de que se puedan depurar responsabilidades ante el los órganos jurisdiccionales nacionales o ante la Corte Penal Internacional.
  2. Las víctimas deben estar en el centro de cualquier medida: debemos hacer más en materia de apoyo y reintegración socioeconómica de los supervivientes y de sus hijos nacidos como consecuencia de la violencia sexual. Hay que lograr su reconocimiento y reparación en cualquier contexto en el que se hallen: como víctimas del terrorismo, de crímenes de guerra, contra la humanidad o, incluso de genocidio –cuando se den los requisitos legales para ello-, o como víctimas de la violencia sexual utilizada por el sector de seguridad de un país, por otras partes del conflicto o por personal desplegado por NNUU.
  3. En cuarto lugar, quisiera destacar que no se trata sólo de forjar la paz contando con una formación y conocimiento en materia de género y violencia sexual, sino que es imprescindible lograr una equitativa participación de la mujer en los sectores de paz y seguridad, en los contingentes desplegados o en las mesas de negociación.

Hace escasamente dos semanas, tuvo lugar en Alicante la I Reunión de la Red de Puntos de Contacto sobre Mujeres, Paz y Seguridad que lanzamos en NY el pasado septiembre. Uno de los temas abordados fue el de las barreras estructurales a la igualdad en el ámbito de la paz y seguridad. Ningún alcanza números satisfactorios. España está convencida de que incrementar el papel de la mujer es clave en la lucha contra la violencia sexual en conflicto y la explotación y abusos sexuales; de ahí que aboguemos por profundizar en el debate sobre las medidas concretas necesarias para mejorar la participación de las mujeres en todos los ámbitos.

Queda mucho por hacer. Debates como el de hoy nos lo recuerda y nos incentiva. Sigamos avanzando. Muchas gracias.

2017-05-16T20:03:12+00:00 16/05/2017|Categories: Carrusel fotográfico, Discursos, España en la ONU|